martes, 14 de octubre de 2008

DE CAJERO!

Cuando vine de la misión traje conmigo como ciento cuarenta soles, que la verdad no es nada pero no era una obligacion que yo terminara con plata solo fue lo que me sobro al terminar la mision, pensé para que me dure mientras consigo un trabajo, antes de terminar la misión yo tenia la plena seguridad de que el señor me bendeciría para obtener un empleo, y uno bueno. Yo tenia esa seguridad, pero abecés las cosas no salen como uno las plantea, ya se me había acabado la plata y creo que todo misionero retornado no es bueno de que le este pidiendo plata ha su mama, pero si es un conchudo normal, cosa que no debería de ser así, yo recordé de que el señor dijo Adán: “comerás el pan con el sudor de tu frente” igual es ha nosotros con el sudor de tu frente no el de tu papa no el de tu mama el tuyo, entonces empezó mi búsqueda de trabajo compre el periódico si no recuerdo el trome, “se necesita personal para totuss” fue lo primero que leí, entonces dije este es mío, hay estaré yo de cajero, la dirección que estaba escrito era por la avenida arequipa en lince, al día siguiente me puse mi mejor terno pero la verdad era el único que tenia pero estaba casi nuevo, me lo compre en Trujillo la ciudad de la eterna primavera, cuando llegue al trabajo toque el timbre, bien seguro yo pues iba con el espíritu, salio un señor al terno le pregunte por el anuncio me dijo que había venido tarde que mañana me acerque pero me pidió mi curriculum, me sentí un poco desanimado pero así es la vida, entonces al día siguiente estaba todo puntual yo, me hicieron subir al segundo piso habían como diez jóvenes mas esperando hay también habían algunas chicas todas bellas ellas, claro limeñas, en serio estaban bonitas bien vestidas, mientras esperábamos nos hicimos amigos todos hablábamos, algunos callados otros mordiéndose las uñas, otros mirando ha las chicas, otros ha chicos, por que así es en esta vida hay de todo, entonces nos empezaron a explicar en que consiste el trabajo, para que tenia un buen desenvolvimiento el tipo ese, nos explico el tema de publicidad y marketing, nos dijo que trabajaremos para las tiendas de totuss y Ripley, pero primero tenemos que pasar por practicas, hasta hay yo todo inocente le estaba creyendo, y nos las mando de frente y nos dijo que tenemos que vender champús en la calle, ha lo que el llama donde hay trafico, pucha yo por dentro le decía de todo, claro todo bueno pero cosas que no se le pueden decir verbalmente. Después de todo nos armaron en grupos de tres, me toco con uno medio raro ósea ¡valor!, y uno palomilla bien palomilla, y nos mandaron ha la parada ¡imagínate!, cada uno con su mochila llenos de champús cada frasco diez soles, yo estaba palteado rojo no sabia donde esconder la cara, claro que todo trabajo es decente pero yo no iba para eso, no podía creerlo de misionero ha vender champús en la parada. Yo estaba rojo no sabia que hablar estaba mudo, era inocente del engaño de delincuentes que ponían avisos engañando ha los muchachos, eso es fatal, pero ya estaba en la cancha, entonces comencé ha decir: champús, lleve su rico champús ha diez soles esta barato son buenos aproveche esta promociona, Asi domas no se ve en la tierra, pero yo estaba rojo como que quisiera ir al baño así me salían las palabras, un señor me estaba mirando que habrá pensado el, por seguro que me decía haca tengo baño, entonces me llama y me dice dame un champú pero me lo dijo con un sentimiento de apenado como que el brise estado haciendo algo sacrificado, entonces ya yo estaba legre ya había vendido diez soles, mientras iba de puesto en puesto bien al terno yo, nadie quería champú, me habré tocado como cien puestos y nada pero me compraron dos mas entonces ya eran treinta soles luego otro mas ya eran cuarenta soles y el ultimo mas ya tenia cincuenta soles.
Llego la hora del almuerzo todos hablaban pestilencias, el sitio de muerte completa, pero comida es comida, la verdad después de comer ya no soporte mas les dije ha los dos chicos saben yo me quito no aguanto no soy para eso, me dijeron pero estas vendiendo bastante nadie vende así en su primer día, bueno habrá otro que venda mas que yo pero yo me quito les dije, aquí esta toda la plata y la mochila con champús, si quieren digan que ustedes hicieron las ventas y que yo no vendí nada y serán sus comisiones hay ya estaban mas alegres, cuando no convenidos, yo estaba desanimado como va hacer posible mi primer trabajo y me pasa esto y yo que he retornado y la verdad mi situación económica me la exigía que trabaje, tome mi carro y estaba todo desanimado, pero peor brise sido que me hubiese quedado vendiendo champús en la parada, eso no. En mi primer trabajo dure 5 horas. El señor como me bendecí.


Jesus D'angelo

No hay comentarios: