lunes, 29 de noviembre de 2010

todo será para tu bien.....

Te conocí por una mañana.......

las reuniones nunca fueron las mismas, cantos angelicales en la sala, tu voz estremecía el cuarto como diciendo: nadie se vaya....

sentado frente a mí solo te veía sonreír, eras un crepúsculo que no tenía fin, tus ideas rompían el alba como la verdad a la oscuridad, tu presencia era el contraste entre lo bueno y lo malo...

mi querido misionero, el ejemplo dejaste, tus conversos te recordaran por que la verdadera felicidad le supiste brindar.

hoy hay llanto en la tierra, partió mi amigo al más allá, hoy las sombras no tienen lugar donde andar, te llevaste la felicidad, la maldad nunca triunfara; en este mundo te lograste sellar, la victoria te espera en el mas allá;

mi querido amigo diste dos años de tu vida y a los dos años después te la arrebatan, la muerte no triunfara, pues Dios a ella vencerá.

Esta injusta tierra, no merece a un hombre tan perfecto como tú, estando en tu lecho de muerte tú fe nunca titubeo, tus rodillas nunca se acobardaron, pues todos los domingos estaban temprano,

gloria hoy es para ti, hombre de fe hecho perfecto, en los cielos moras vestido de honra, algún día nos veremos y grande será aquel día, partiste primero por que así lo quiso el todo poderoso, el nunca está lejos, siempre estuvo contigo, como ahora está conmigo......

a él le debemos la vida, tu ya pagaste, sientete tranquilo; mi querido misionero, saludos hasta el lugar que estés, siempre te recuerdo sonriendo y haciendo bromas, mi consejo es que las sigas haciendo, este mundo necesita personas transparentes, tú fuiste un modelo hacerlo; hasta vernos con el rey mi querido Elder Vega.

Elder vega fue un excelente misionero, lo conocí en mi primer área, en casa grande Trujillo, ambos fuimos misioneros, en nuestra primera reunión que tuvimos, fue el misionero más alegre que existía, con el tiempo lo fui conociendo aun mas, en una oportunidad trabajamos un día juntos, no podía creerlo, el saludaba a toda persona que se le cruzaba, aquello fue lo que más aprendí de él, mientras andábamos en la carretera el saludaba alzando el brazo y brindando una sonrisa a todo auto que pasaba por aquel lugar; me imagino que en aquel momento pesaba unos 100k; tenía un gran apetito, luego nos separamos, cada fue a un distinto lugar; solo lo veía en reuniones de la misión o en conferencias con el presidente, siempre nos abrasábamos y contábamos nuestras experiencias, el tiempo paso y terminamos cada uno nuestras respectivas misiones con honores, el llego a casa, en Arequipa, a los dos años se sello en el templo, meses antes le detectaron leucemia, estuvo con su tratamiento, mientras lo levaba bajo enormemente de peso, incluyendo la perdida de cabello, en una operación le dio un paro cardiaco, su cuerpo no soporto y falleció, a los tres años de retornado falleció, mientras estaba delicado de salud nunca falto a la capilla y nunca perdió la fe…….

No hay comentarios: