miércoles, 7 de septiembre de 2011

mi abuelo...





Sin tener nada que hacer por la mañana fuimos al cementerio Santa Rosa, del callao para buscar a nuestros seres quienes fueron de esta vida sin querer irse, después de buscar por cerca de una hora el nicho de mi abuelo, nos encontramos con un cuidador del cementerio quien nos ayudo poder encontrar a mi abuelo a quien encontré después de nueve años, al poder encontrar dicho lugar el cuidador nos dijo que él podía orarle y cantarle a cambio de unas monedas, la verdad yo no creía en nada de lo que el supuestamente iría hacer, pero acepte solo por el hecho de a ver sido una gran ayuda en aquella búsqueda, fue impresionante escucharlo, un hombre muy elocuente en la distorsión espiritual.

Este video muestra como un niño dejando de ir al colegio prefiere ganarse un sol por limpiar un nicho.

No hay comentarios: