miércoles, 11 de julio de 2012

un día....



Hace poco estaba recordando uno de los momentos más felices en mi vida, es cuando de una manera bastante loca pero amorosa iba en búsqueda de la mujer a quien tanto me gustaba y ya empezaba amarla, todo era tan hermoso, tan tierno, jamás olvidare aquellos días, pienso que nunca le conté estos detalles o mejor dicho por lo que a veces pasaba, después de tener algunas conversaciones en internet sabía que ella me gustaba como anteriormente había escrito en mi blog, espero hayan leído, entonces ya sabía que ella todos los días estaba en internet a eso de las once de la mañana, entonces era mi meta, mi objetivo, mi cumplido estar a primera hora en la computadora, pero en aquel tiempo no estaba trabajando y la verdad no contaba con una computadora en casa de la cual disponga a la hora que desee, entonces me la veía siempre en poder tener unas monedas en mi bolcillo para que de esa manera pueda conversar con la chica que tanto me gustaba, las conversaciones eran preciosas, me encantaba cuando lograba que ella sonría o mejor dicho escriba: jajajajaj; cada vez que escribía aquello sabía que me estaba ganando de alguna manera su amistad, y así estuvimos como dos semanas o un poco menos creo, solo nos conocíamos por internet y nos habíamos visto unas tres veces de las cuales creo que ella solo recordaba una, en Huancayo, entonces logre uno de mis propósitos el cual era pedirle su número de celular, claro al principio no quiso dármelo pero después de poder persuadirla pude conseguirlo.

Recuerdo el primer día que la llame fue hermoso, jamás olvidare aquellas primeras palabras, yo regresaba de realizar unas visitas con unos hermanos y justo encuentro un teléfono público entonces decidí llamarla, aunque la verdad estaba bastante temeroso, pero me di fuerzas y eche unas monedas, la primera palabra fue: HALO, sabía que era ella tenía una voz hermosa y angelical, se sorprendió que era yo me conto que estaba en una fiesta de un amigo pero estaba un poco incomoda ya que estaban tomando algunos invitados, conversamos unos minutos y le bromee: “cuidado con estar bailando reggaetón” a lo cual ella sonrió y dijo ni loca, después llegando a mi casa pensé bastante en ella, me gustó mucho su voz y su manera de ser, de conversar, de reír, de querer; de bromear y de ser así como ella es.



Y así pasaron los días y yo siempre la bombardeaba con mensajes, siempre respondió los míos, sabía que había algo en mí que la atraía, lo sabía y ella no podía mentir mucho menos ignorarlo.

Llego la oportunidad en que por fin después de muchos días podríamos vernos, la invite a una actividad que como maestro de seminario estaba realizando con mis alumnos, era una limpieza profunda a la capilla, entonces ella acepto, la verdad es que aún no estaban invitados mis alumnos, recién pasando los días lo iba hacer y como todos somos imperfectos (risas) me olvide de hacerlo, entonces solo estuvimos los dos, cuando la recogí fue espectacular y bastante intimidante esperar a una persona que más hablamos por correo que en persona y era exactamente como me la imagine, preciosa y dulce; entonces fuimos a la capilla y mientras conversábamos el corazón latía más de prisa de lo común es donde supe de verdad que algo pasaba dentro de mi  cuando estaba al lado de ella, llegando a la capilla nos sentamos en la sacramental ella a unos 15 metros de distancia, solo me quede mirándola y recordando todo lo aprendido en mi misión que de verdad me sostiene hasta el día de hoy, y así comenzamos a conversar unos minutos hasta que tuvimos que limpiar la capilla, fuimos a la parte de atrás y empezamos a trapear parte de la vereda, me sentía bastante entusiasmado e inspirado estar a su lado, yo la veía entrando al templo de la mano conmigo y con nuestra familia más adelante, hasta que en una de esos momentos tan inspiradores siento que ella me tira de manera casual como ella siempre dijo, excremento de paloma en mi pantalón, luego reímos un poco y llego la hora en que ya tenía que ir a la universidad, le dije si quería ir a comer algo por ahí, su respuesta fue: ¡SI! Fuimos a un chifa y conversábamos de muchas cosas, ella solo tenía media hora y ya había pasado más de una hora, por lo que llego tarde a la universidad, aunque por mi fuera nos brisemos quedado todo el día conversando pero aun por el momento no podía, ya más adelante tuvimos horas juntos.

Al pasar el tiempo fuimos saliendo teniendo experiencias maravillosas ambos nos conocimos, nos gustamos, nos enamoramos y fuimos novios, recuerdo el día en que le exprese mis sentimientos: “que piensas de mi” que eres un chico inteligente y muy bueno y divertido, y “que sientes por mi” su respuesta que jamás olvidare fue “AMOR”; lo primero que le dije fue que yo no quería una novia por un tiempo y luego para terminar, le dije que quiero una novia para que dentro de muy poco sea mi esposa y formemos una familia, que si ella pensaba diferente mejor sería que por favor no estemos, aquel día ambos declaramos nuestro amor en el PARQUE EL DESCONOCIDO, aquel parque fue testigo de nuestro amor y los cielos dieron su aprobación.

Estuvimos un año y medio con planes de matrimonio y hoy ya todo se acabó.

Sé que esas leyendo y quiero que sepas que te extraño con toda el alma, si no me hace nos ni más decir lo que siento y lo que siempre pensé sobre ti, que eres una mujer maravillosamente hermosa y sublime, hagas lo que hagas, estés donde estés, con quien estés, así quieras olvidarme teniendo momentos divertidos con tus amistades y llegando tarde a casa para no recordarme, sabrás en lo más profundo de tu alma que aún me quieres que te será difícil olvidar a la persona que tanto amas y con la cual tuviste deseos de casarte y aun lo tienes.

Recuerda que cuando Dios va a realizar una obra maravillosa entre sus hijos siempre viene le enemigo y quiere destruirlo. Cuando estés sola y sepas que tus amigos  te duraron solo por unos minutos y que la diversión paso como roció en el infierno, sabrás que te hago falta, sabrás que me extrañas, sabrás que me amas y sabrás que aún nos amamos.

Estés donde estés te saludo con las manos extendidas y el corazón ardiendo.

Quiero que sepas que siempre me hiciste feliz y estoy dispuesto a dar cualquier cosa por ti, mi amor siempre fue el hacerte feliz aun con mis debilidades e imperfecciones, te amo tanto amorcito linda que cuando pienso en ti logro sentir la exaltación en mi alma y siento que Dios me ama por ello me hizo conocerte y sé que eres una hija especial de él, y por ello debo respetarte y cuidarte mucho.

No hagas cosas que pienses que al hacerlas me olvidaras o te distraigan, y tal vez algunas de ellas no sean apropiadas, tu sabes amor a lo que me refiero, deja que el Dios de los ejércitos entre en ti y te diga lo que debes de hacer, ora mucho, implórale con toda tu alma y recuerda, “fíate de jehová de todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia reconócelo en todos tus caminos y el enderezara tus veredas” “él te dirá todas las cosas que debéis de hacer”.

El universo siempre conspiro y sigue haciéndolo…

8 comentarios:

Ana Lucero dijo...

quelindo poemaelqueacabadeescribirusted eslomaximo profesor mas quetodo parece una novelakomo si fuera uncuento y nada que decirdesus sentimientosy ojala quesellegara acasar consumusaah y sise casa invite pzyok su novia yalehubiera dixok si bueno profemedespido con un fuerte abrazzo y cuidese mucho...

Jesus Dangelo dijo...

gracias, espero algun dia nos casemos

Ana Lucero dijo...

ay profe comono esaxika nosektienessi ustedesuna granpersonaay nose

Jesus Dangelo dijo...

gracias lucero, tal vez todos no ven lo mismo...

Ana Lucero dijo...

uhmmcualkierpersonaque sabe dicernir entre lo bueno y lomalo creokpiense k si kusted es es una gran persona

Jesus Dangelo dijo...

hago todo de mi parte, pero no todos somos perfectos, pero siempre trato de ser lo mas perfecto posible

Jesus Dangelo dijo...

muchas gracias por darte el tiempo y la molestia de leer este mi esquinero personal.....

Anónimo dijo...

buena filosofia en sus palabras prof