martes, 18 de septiembre de 2012

Pensé olvidarte


Deje mi tierra a orillas de Sion

Olvide mi templo donde había esperanza,

Di la espalda a lo que me amaba

Defraude lo que viví

Y no supe que vivía por mí,

 

 

Dije a dios a todo

Profane mi heredad ganada

Fue el día de lo desconocido,

Los tiempos pasaron y recuerdo que estaba a tu lado

Tus alegres ojos y tu mente práctica,

Tus fuertes hombros

Y tu voz gruesa,

Tu penetrante enojo y tus ideas azules

Te recordé…

 

 

Pensé olvidarte o tierra santa

Pero fue imposible dejar el recuerdo;

Con el tengo química,

Contigo experiencia;

El me cuida,

Tú me protegías;

El me gusta,

Pero a ti te amaba;

Él sabe lo mío,

Pero tú lo organizabas;

Él es fuerte,

Tú eres sabio;

Él tiene paciencia,

Pero Tu misericordia;

El me besa,

Tú me das placer;

Él es la esperanza,

Tú eres el triunfo;

Él es el niño,

Tú el hombre;

Él es mi pecado,

Tu mi salvación;

Él es mi momento,

Tu mi vida;

Él es mi distracción,

Tu mi seguridad…

 

 

Si a mi tierra pudiera volver

Recogería lo que desparrame

Pediría lo que es mío

Buscaría lo que gane,

Aunque ya no estés

Prometo que te buscare,

Mis días de gozo pasaron

Mis placeres me abandonaron

Las bofetadas terminaron

Mis esquinas colapsaron

Y mi maldita alma lloro.

Regresare a mi Sion de donde nunca

Tuve que salir

Hay esperanza en un mundo de traición

Donde hay un Dios

Que nos creo

Y una madre que nos contempló…

No hay comentarios: