martes, 9 de octubre de 2012

¡Basta¡ quisiste gritar.


Me contaron que te hablaron de mí…
Los recuerdos reflejaban tu mirada
Quisiste evitarlo pero fue imposible,
Tus manos temblaban,
Y seguías escuchando con fingido desprecio,
 Mencionaste mi nombre y quebraste el andar del recuerdo
Y te siguieron hablando de mí…

No sabias que hacer ni donde esconderte
¡Basta¡ quisiste gritar
pero tu orgullo pudo mas,
mujer de acero
mujer que olvida
es mujer que aun ama.

Gritos desesperados dentro de una balsa de acero
Sabías que es tierno sentimiento
Pero llamaste maldito lo que llevas dentro,
Pero claro tu soberbia tenía que ser mayor,
Mujer que no llora
Mujer que no sufre
Mujer que no recuerda
Es mujer que aun  lleva velo.

Corriste despacio
 despediste conversación despreciada
Ya en tu cuarto sola de ventana
Reviviste amor escondido,
Lágrimas de ángel brotaron
Inmortalizaste nuestras memorias
Y pisaste el mismo lagar en el que ando al azar
Mi querida todo esto es natural
Yo también sufro cuando recuerdo tu mirada
Semblante de Princesa
Y piel de ángel.

Te volvieron hablar de mí
Monte altivo sin ser quebrado
Tu mirada tierna y literatura persa
Recordaste y amaste,
Sin lágrimas de recuerdo,
Alegrías inesperadas,
Querías seguir escuchando
Sin parar y reír de amoríos nuestros,
ojos frente a frente
No parpadeaban
Por qué el que hablaba de mí
Eras tú y yo
De ti…

No hay comentarios: