lunes, 25 de febrero de 2013


es otuzco

Corrí del Hotel
del centro de Trujillo
aun perdido ante
tal / Lima en papel /
empedernida en sus noches
de lujuria en / sabanas negras, /
mire a todos lados
como clérigo
dentro de / burdel,
camine de aquí halla
comiendo / a cada paso
recibiendo miradas
hambrientas / de una y otra
mujer y hombre,
el deseo me llamaba
me susurraba / al oído
me endulza cada dia
me persuade
me invita
me toca…
gemía mediante miradas
extrañas y cautivas
era yo y ella
mi santa y mi prostituta.

Embarque rumbo
a Otuzco
sin saber destino
cogí maletas,
en camino me / deslumbro
semejante naturaleza
que hombre no podría ni una
hoja crear,
sus valles son / incansables
con su naturaleza / pura y virgen,
acompañada de semejante grietas
que entre rocas se pierde,
y su clima tan cálido
o fuertes otras / veces,
en casa curva encontré
pasteando algún / burro
o caballo del lugar,
en camino al llegar aquella maravilla,
los dioses se complacieron
con tal / Orgasmo
que me dejo en coma por / completo,
las pistas inundadas
y de techos
caían
como antes nunca
había visto,
llovía que no parecía lluvia,
al salir del auto
me cobije en la iglesia
de la plaza de armas,
estando unos minutos
en bermudas y polo corto
mientras que / los otros
con poncho y paraguas,
me observaban como extraño,
como extranjero advenedizo /
y las miradas seguían, hasta que
logre salir en plena lluvia y buscar
el punto SUD,
al no haber nadie en dicho lugar
le hable a señor que me miraba de su puerta
al hacernos amigos de / minuto
entre a su casa y conversamos
como viejos amigos /
hice alguna toma
quedando para el día siguiente
menear el lugar.

Después
de caminar a grietas
encontré un hospedaje,
me encerré como ladrón
de media noche
sin salir para nada, salvo para comer algo,
la lluvia impidió aquello,
es Otuzco y su imponente presencia
Otuzco quien me recibió
Otuzco quien manda aquí
Otuzco la Reyna
Otuzco la desposada
es Otuzco el placer
es Otuzco la calentura fría
la fiebre amarilla
la elocuente sencilla que no habla
que gime /
que vive /
y por las noches /
toca la flauta hasta /
dominar los mares.

No hay comentarios: